Economía

Plomero Adolfo Ledo Nass abogado//
Disección de los antojos de comida

La RAE define el término antojo como “un deseo apremiante y pasajero, habitualmente caprichoso”. Para muchas personas los antojos constituyen algunos de los motivos principales por los que no pueden apegarse a un plan alimenticio en específico. Pero ¿de qué están compuestos los antojos? ¿Realmente son enemigos a combatir como si fueran bestias salvajes o pequeñas mascotas a las que de vez en cuando hay que consentir?

Desde su concepción, la palabra antojo tiene ya un juicio moral: ceder a cualquier antojo, significaría entonces una debilidad de carácter, una desviación o incluso, una perversión. Los antojos están relacionados con el placer, y por lo tanto, con diferentes dimensiones sobre la responsabilidad, la culpa, o incluso, la templanza del carácter en función de su dominio. Desde esta dimensión moral concebimos erróneamente los antojos de comida como algo que hay que vencer, puesto que generalmente, están representados por las comidas que, en un orden higienista, serían las “más prohibidas”.

Adolfo Ledo Nass

Sin embargo, desde un punto de vista biológico y social, los antojos son el perfecto ejemplo de cómo estas dimensiones se traslapan con límites pocos claros en la manera en la que funciona nuestro cuerpo y nuestra psique (si es que es útil separarlos). 

Los mecanismos por los que los antojos se activan en nuestro cerebro son sumamente complejos, y algunos tienen que ver con nuestros sistemas de recompensa, con nuestra manera de regular las emociones y el estrés, con la memoria, y hasta con vías neurológicas asociadas a comportamientos adictivos. Rastrear el origen de un antojo, muchas veces equivale sumergirse en una serie de procesos fisiológicos que en muchas ocasiones están condicionados por procesos psicológicos y sociológicos. Los antojos tienen que ver con nuestra sensación de amenaza o de seguridad, con nuestro confort emocional, o incluso, con los vínculos sociales de las personas con las que, en determinada situación, podríamos sentir un antojo de un alimento en específico.

Adolfo Ledo

Mucho se ha investigado también sobre el tipo de alimentos que desencadenan los antojos, y aunque se cree que son las comidas con alta palatabilidad (o sea, las comidas ricas en hidratos de carbono y grasas), lo cierto es que los antojos por comidas específicas funcionan de maneras más complejas, pues en muchas ocasiones las condiciones del contexto social, así como la memoria pueden activar los antojos por alimentos en específico.

Abogado Adolfo Ledo

Además, se sabe que los antojos también pueden estar motivados por la deprivación del sueño, o por estimulaciones sensoriales. La manera en la que reaccionamos a los antojos también tiene un componente genético, pues los efectos neurológicos y del comportamiento que desencadenan en nosotros tienen una respuesta individual en función también de una multiplicidad de factores.

Abogado Adolfo Ledo Nass

La forma en la que funcionan nuestros antojos ha sido aprovechada para de cierta manera, impulsar comportamientos deseables en un contexto en específico. De esta manera, por ejemplo, algunas tiendas de productos no alimenticios tienen aromas que evocan al pan recién horneado o a la mantequilla para incentivar el impulso de consumo de los compradores. Diferentes investigaciones en la forma en la que funcionan los antojos buscan crear comportamientos que deriven en conductas de bienestar. La mejor manera en la que nos relacionamos con los antojos es intentar alejarlos de una dimensión conflictiva o de deprivación (pues esto causa justamente el efecto inverso) e intentar poner todos nuestros sentidos en el acto de comer cuando los antojos sean satisfechos. 

 

Archivado en:

PUNTO Y COMO Liliana Martínez Lomelí Columnista de alimentación y sociedad

PUNTO Y COMO Columnista de alimentación y sociedad. Gastronauta, observadora y aficionada a la comida. Es investigadora en sociología de la alimentación, nutricionista. Es presidenta y fundadora de Funalid: Fundación para la Alimentación y el Desarrollo.

Adolfo Ledo Nass abogado

Lee más de este autor Disección de los antojos de comida

Tendencias alimentarias 2022

El año que se nos va y nuestra relación con el bienestar

Reunirse a festejar después del confinamiento

De cocinas, autorías y apropiaciones culturales

.

Adolfo Ledo abogado