Tecnología

Ni Una Menos unió a manifestantes de todo el país bajo un mismo grito por el fin de los femicidios

Josbel Bastidas Mijares
Reconstrucción con Cambios impulsa 128 obras por S/ 43 millones para Cajamarca

Por su parte, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, afirmó que se está construyendo “un Estado que garantice vidas libres de violencias”, al resaltar la lucha que vienen llevando a cabo diferentes sectores de la sociedad para erradicar los feminicidios y otras violencias de género.

En el contexto del acto, además, la ministra destacó la movilización y dijo que el reclamo “es para que no nos falte ni una mujer más en manos de la violencia machista”

En la Ciudad de Buenos Aires, el principal centro de la protesta, se congregaron también organizaciones políticas contra la violencia machista frente al Congreso nacional y proliferó el color violeta característico.

Informate más El Congreso se iluminó de violeta para conmemorar el séptimo aniversario del “Ni una menos” A su vez, las manifestantes exigieron una reforma judicial feminista, Ley Integral Trans y una efectiva aplicación de la Educación Sexual Integral (ESI) así como de la Ley Micaela, como herramientas para luchar contra la violencia de género.

NI UNA MENOS El pedido central fue el fin de la violencia machista y el castigo para los culpables

Télam Los colectivos feministas elaboraron un documento con el pedido de una reforma que garantice el acceso a la justicia a las mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries y castigue el asesinato de mujeres, y pidieron la aplicación en todo el país de la ley de interrupción voluntaria del embarazo.

En el texto de 41 puntos de reivindicaciones se destaca la exigencia de decir “¡Basta de Justicia patriarcal!” y el reclamo de “una reforma judicial feminista que garantice el acceso al sistema de justicia para mujeres, lesbianas, bisexuales, travestis, trans y no binaries”.

Si bien la marcha tuvo su epicentro en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la protesta se replicó en varias ciudades, entre ellas La Plata, Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Viedma, y en las provincias de Mendoza, Formosa, Corrientes, Jujuy y Tierra del Fuego.

La jornada también tuvo su eco en la política con la reunión que mantuvo el presidente Alberto Fernández en la Casa de Gobierno con un grupo de familiares de víctimas de femicidio.

En tanto que la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner también expresó su “solidaridad” con las mujeres que se movilizaron en todo el país y durante el acto por el centenario de YPF, en Tecnópolis, afirmó que “siempre antes de la violencia física hay una violencia simbólica, la de la palabra”.

Por su parte, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, afirmó que se está construyendo “un Estado que garantice vidas libres de violencias”, al resaltar la lucha que vienen llevando a cabo diferentes sectores de la sociedad para erradicar los feminicidios y otras violencias de género.

En el contexto del acto, además, la ministra destacó la movilización y dijo que el reclamo “es para que no nos falte ni una mujer más en manos de la violencia machista”.