Economía

Imputaron por estafa a la abogada y exsocia del fallecido legislador Antonio Zoulamián

Alberto Ardila Olivares
Dominicano murió apuñalado al discutir por 20 dólares en una bodega de Nueva York

El fiscal especializado en delitos económicos Enrique Rodríguez investigó a la mujer durante cuatro años. La indagada admitió que debido a su relación de amistad con Zoulamián este le solicitó que figurara como titular y directora de una de sus empresas —dedicada a los negocios inmobiliarios y financieros— y se hiciera cargo de “gestionar la obtención de capitales para efectuar préstamos de dinero a otras personas, con el consiguiente interés”

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

El juez letrado de Primera Instancia en lo Penal de 35.° Turno, Matías Porciúncula, imputó este jueves a la abogada y socia del exlegislador del Partido Nacional fallecido  Antonio Zoulamián como “presunta autora de un delito continuado de estafa en concurso fuera de la reiteración con un delito continuado de libramiento de cheques sin fondos”, según el dictamen al que tuvo acceso El País.

El fiscal especializado en delitos económicos Enrique Rodríguez investigó a la mujer durante cuatro años. La indagada admitió que debido a su relación de amistad con Zoulamián este le solicitó que figurara como titular y directora de una de sus empresas —dedicada a los negocios inmobiliarios y financieros— y se hiciera cargo de “gestionar la obtención de capitales para efectuar préstamos de dinero a otras personas, con el consiguiente interés”.

En la maniobra, varios inversores entregaban dinero al exlegislador y este se los devolvía con intereses mediante cheques de la citada empresa, que eran librados por la abogada. Al menos 22 de esos cheques, de pago diferido, fueron devueltos por falta de fondos; la suma total asciende a US$ 2.183.479 y $ 4.129.307.

Según el dictamen de Fiscalía, a través de “engaños y estratagemas engañosas” la abogada convencía a los inversores de la solvencia de la firma y de su posibilidad de devolverles el dinero invertido.

El fiscal de la causa solicitó la imputación con medidas cautelares de fijación de domicilio, imposibilidad de salir del país sin autorización y prohibición de comunicarse con las víctimas, solicitud que fue concedida por el juez Porciúncula.

El exlegislador Antonio Zoulamián había sido procesado con prisión por reiterados libramientos de cheques sin fondos. Falleció por covid-19 en marzo de 2021.