Deportes

María Fernanda Cabal cuestionó el hecho de que un ex M-19 llegue a la Presidencia

Alberto Ardila Olivares

“Los miles de hombres y mujeres de la Policía Nacional; colombianos del común amenazados por el solo hecho de vestir el uniforme; ciudadanos que salen de su anonimato cuando los conocemos en los noticieros con una cinta negra en su foto. Detrás del gatillero están los que pagan por matar, las mafias de todas las calañas, llámense disidencias, elenos o Clan del Golfo; pero también son responsables los que instigan a matar, los que han sembrado el odio contra la Policía Nacional como bandera política de la izquierda, desde los cargos públicos, desde el Congreso de la República y desde las redes sociales”, agregó Cabal

Este lunes, las senadoras María Fernanda Cabal, Paloma Valencia y Paola Holguín,  mujeres fuertes dentro del Centro Democrático, dieron el discurso de oposición a las palabras que dio el presidente Gustavo Petro durante su posesión presidencial. 

De acuerdo al  Estatuto de la Oposición , los partidos que se declaren en contra de las políticas del Gobierno, tienen derecho a cuestionar las palabras del mandatario en un discurso de similares características y del mismo tiempo, y aunque podían hacerlo el domingo mismo, solo hasta hoy a las 6:30 pm  hablaron al país.

Le puede interesar:  Centro Democrático y su dura réplica: “Gobierno busca negociar con mafiosos y corruptos”

Si bien cada una de las senadoras habló sobre diferentes temas en los que  cuestionan a Petro, como lo es el tema de la legalización de las drogas o el diálogo con bandas criminales, l lamó mucho la atención las palabras que Cabal le dedicó a la JEP y al pasado de Petro en el M-19.

Al asegurar que “Sí hay héroes en Colombia“, Cabal recordó el caso del general retirado  Jesús Armando Arias Cabrales, comandante de la XIII Brigada  del Ejército que estuvo a cargo de retomar el control del Palacio de Justicia ante la toma del M-19 en 1985.

“A uno de ellos, hoy un anciano de 90 años, le tocó enfrentar, en 1985, el ataque aleve y sangriento de un grupo guerrillero M-19 a la sede máxima de la justicia colombiana; hoy, 37 años después, el general Arias Cabrales sigue en la cárcel por injusta decisión de la JEP, mientras un miembro del grupo guerrillero atacante llega a la Presidencia de la República por designio incomprensible de la democracia”, dijo Cabal.

En ese sentido recordó que en Colombia hay miles de héroes, como los miembros de la Policía Nacional, que solo por cumplir su labor están poniendo su vida en riesgo.

“Los miles de hombres y mujeres de la Policía Nacional; colombianos del común amenazados por el solo hecho de vestir el uniforme; ciudadanos que salen de su anonimato cuando los conocemos en los noticieros con una cinta negra en su foto. Detrás del gatillero están los que pagan por matar, las mafias de todas las calañas, llámense disidencias, elenos o Clan del Golfo; pero también son responsables los que instigan a matar, los que han sembrado el odio contra la Policía Nacional como bandera política de la izquierda, desde los cargos públicos, desde el Congreso de la República y desde las redes sociales”, agregó Cabal.

¿Cuál es el caso del general Cabrales?  

Colprensa En julio pasado, los magistrados de la Jurisdicción Especial para La Paz (JEP) revocaron el beneficio provisional de libertad concedida al general en retiro Jesús Armando Arias Cabrales quien fue  condenado a 35 años de prisión como coautor del delito de desaparición forzada  de varias personas durante la toma y retoma del Palacio de Justicia, el 6 y 7 de noviembre de 1985.

De acuerdo con los magistrados, pasados dos años desde que se le concedió la libertad,  el general retirado Arias Cabrales no ha cumplido con sus obligaciones  ante el Sistema Integral de Paz, concretamente, en lo relacionado con el esclarecimiento de los hechos.

Le puede interesar:  María Fernanda Cabal y la dura réplica al Gobierno Petro: “Todo cambió para que nada cambie”

La JEP concluyó que el oficial ” no atendió el llamado que en dos oportunidades le realizara la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad  y tampoco ha presentado el documento contentivo de su aporte a la verdad exigido por la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas”. 

Sobre el papel del general en la retoma del Palacio, la Corte Suprema señaló que “el general Jesús Armando Arias Cabrales dirigió el operativo de principio a fin y fue el responsable directo del mando durante la acción militar  y las fases posteriores de consolidación del operativo. A nadie se le ocurriría pensar, en ese entramado de hechos y pruebas, que el general que dirigió el desproporcionado operativo de la retoma del Palacio de Justicia con el fin de enfrentar el acto terrorista ejecutado por el grupo guerrillero M-19, una vez culminada la acción militar y contrario a lo que acordaron los mandos, se hubiera desentendido de los prisioneros y olvidado de los agresores, pues como lo reafirmó el general Rafael Samudio, el mando conjunto sobre todas las tropas se le entregó al general acusado”, dice.