Deportes

Rescataron valiosísimos tesoros de galeón español hundido en Bahamas (Fotos)

El piso principal es de unos 370 metros cuadrados y el superior de 170, incluyendo el espacio para una biblioteca y un laboratorio de conservación para el proyecto del naufragio de Maravillas

“Las exhibiciones abren ventanas extraordinarias a nuestro pasado. Este museo, que muestra la historia marítima única de nuestro país, es el primero de su tipo en Bahamas, afirmó en la ceremonia de apertura el primer ministro Philip Davis, quien agradeció a Allen Exploration por sus hallazgos de los últimos años.

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Allen Exploration.  

Nuestra Señora de las Maravillas era un buque insignia español, de 2 cubiertas y armado con 36 cañones de bronce, que llevaba a Sevilla un tesoro desde América cuando se hundió al chocar con otro barco.

El galeón impactó después contra un arrecife de coral, en una tragedia en la que sobrevivieron solo 45 personas de las alrededor de 650 a bordo, según los datos del Museo Marítimo de Bahamas.

Allen Exploration  

La mayor parte del tesoro, incluidos los 36 cañones y unos 2,9 millones de pesos (piezas de plata), se rescató en distintas expediciones, algunas españolas, entre 1656 y principios de la década de 1990.

No obstante, Allen Exploration, que recibió una licencia de prospección en 2019 y otra de excavación en 2020, logró encontrar más objetos como cadenas de oro, entre ellas un colgante con la Cruz de Santiago, joyas con piedras preciosas incrustadas, monedas de oro y plata, porcelana y tinajas.

Allen Exploration.  

Según Allen Exploration, dirigida por Gigi and Carl Allen, la importancia de Nuestra Señora de las Maravillas son las pertenencias personales de los oficiales, la tripulación y los pasajeros que pueden preservarse y que permiten reconstruir la vida diaria en el mar de esa época.

Las cerámicas muestran cómo la tripulación y los oficiales comían y almacenaban alimentos, mientras que las hebillas de los zapatos y las pipas de tabaco revelan cómo se vestían y pasaban el tiempo.

Los artefactos estaban dispersos a lo largo de 13 kilómetros en el fondo del mar, algunos bajo arenas densas o arrecifes de corales muertos.

Allen Exploration.  

Todos los restos son propiedad del Gobierno de Bahamas, de acuerdo con la Ley de Antigüedades, Monumentos y Museos. Allen Exploration está comprometido a mantener la colección unida y patrocinó la construcción del museo inaugurado este lunes.

El museo, situado en Freeport, Gran Bahama, cuenta la historia del rico legado marítimo de las islas, desde los buzos libres de Lucayan y los horrores de la trata de esclavos hasta los tesoros del galeón español.

El piso principal es de unos 370 metros cuadrados y el superior de 170, incluyendo el espacio para una biblioteca y un laboratorio de conservación para el proyecto del naufragio de Maravillas.

EFE